domingo, 10 de diciembre de 2017

No parece nada fácil




DUDAS RAZONABLES


Son las que rondan por la mente de dos ex pilotos de la Fórmula 1, respecto al regreso de un piloto nacido hace 32 años en la localidad polaca de Cracovia, pues las secuelas de su grave accidente en 2011 a bordo de un coche de rallies, pudieran ser un verdadero impedimento a ese retorno.


Kubica en 2013.Foto: FIA
 
Hablamos del archiconocido Jacques Villeneuve y de Juan Pablo Montoya, pues dudan que Robert Kubica pueda cumplir con una mínima soltura física en  algunos aspectos que se requieren en la F1. El canadiense se pregunta, por ejemplo, en cumplir el tiempo mínimo para salir del monoplaza, 'Halo incluido', o de como esquivar bruscamente objetos sobre la pista. "Dudo que puedas hacer eso con una mano", comentaba Villeneuve. Mientras tanto el colombiano confesaba de manera muy directa: "Parece una broma. Estoy seguro de que Robert no es capaz de llevar al límite un coche de F1 en carrera". Otro punto de vista a estas críticas, era el de Patrick Head, ex de los de Grove, al decir: "Solo él sabe lo preparado que está para todo este reto. Williams quiere evaluar su situación. Si es capaz de desempeñarse correctamente, es una muy buena opción". Parece desde luego complejo ver de nuevo a Kubica en competición.

Los que tampoco esperaron a finalizar la actual campaña para anunciar su formación para la próxima temporada, tras alguna que otra ida y venida de pilotos, han sido los de la Scuderia Toro Rosso. Por ello Franz Tost dijo recientemente: “Estamos muy contentos de tener confirmados a Brendon junto a Pierre tan temprano como nuestros pilotos para 2018", pues según el austriaco ambos se adaptaron "rápidamente al coche, mostrando un buen rendimiento y un correcto aprendizaje del mismo". Por su parte Gasly comentó: “Estoy muy feliz de correr para Toro Rosso en 2018. Me gustaría dar las gracias a todos los que me han ayudado a llegar aquí". Hartley no pudo dejar de seguir la misma línea argumental al confesar: “Es alucinante estar confirmado el año que viene, pues convertí una oportunidad que vino por sorpresa en un asiento para 2018. Los sueños a veces se pueden hacer realidad". Ahora queda todo en manos de Honda para que sea así de verdad.

Ante la mirada un tanto recelosa de algunos miembros del paddock, Valtteri Bottas comenzó con muy buen pie la temporada a bordo de su Mercedes, pues su primera victoria no tardó en llegar, Rusia cuarta cita del mundial, repitiendo luego en Austria. Sin embargo luego, algunos resultados no acompañaron tanto, para últimamente firmar nuevamente dos excelentes segundas plazas en el podio. Es por ello que el finlandés ya piensa en el año próximo, de la siguiente manera: “Necesito más consistencia, pues tuve momentos muy buenos. Incluso antes del parón veraniego sumé más puntos que Lewis y Sebastian en las últimas cuatro carreras". Por tanto cara al 2018, todo pasa según palabras de Valtteri por "ser un piloto más sólido, mucho más completo, capaz de entender mejor el coche, de avanzar a la hora de trabajar en la puesta a punto del mismo". No dudo que Bottas, con lo aprendido durante el 2017, puede volver a brillar durante la próxima campaña.

Precisamente desde el equipo de la estrella plateada en el que milita el finés, no parecen estar muy satisfechos por el momento del enfoque y la gestión llevada a cabo por los de Liberty Media, desde su llegada a la Fórmula 1. Y como Niki Lauda fue quien abrió de par en par este asunto con su habitual estilo, lógico es que a continuación fuera Toto Wolff quien declarase lo siguiente: “Puedo decirlo de parte de Mercedes, y también por lo que hemos hablado con otros equipos, que hay decisiones que nos preocupan”. A reglón seguido Toto Wolff, sin entrar en demasiados detalles, tocó un tema muy concreto y 'sensible' dentro del circo, al confesar: “Han reestructurado la F1, contratando varios profesionales con un coste de 70 millones de dólares al año, lo que podría significar menos dinero para los equipos", añadiendo que todavía nada saben del reparto exacto del 2018. Parecen muchos millones para el pago de sueldos, así que ahora toca a Liberty, aclarar el destino de los mismos.

Aunque durante la carrera de Brasil y otras muchas a lo largo de la temporada ha resultado evidente la falta endémica de empuje del propulsor Honda, Yusuke Hasegawa como responsable de los nipones, no se rinde ante la evidencia al declarar sin despeinarse lo más mínimo: "Desde Monza nuestro motor, respecto a su rendimiento, está casi a un nivel decente". A continuación el venido del país del sol naciente precisaba: "Depende del trazado y de sus características, pues a veces los Force India o los Williams son más rápidos, pero en ocasiones andamos cercanos a su mismo nivel, incluidos los Renault". Finalmente y para liarlo aún más, algo ya dicho desde hace años al confesar: "Desde el punto de vista de la potencia de motor, nos situamos un poco por detrás, pero reduciendo las diferencias". Creo que Hasegawa vive dentro de una realidad un tanto distorsionada, desde hace mucho tiempo. 

El equipo Force India cumplirá en 2018, diez años de permanencia en la Fórmula 1. Poco a poco y con una trayectoria ascendente, se ha ido ganado un hueco en la mitad de la parrilla, para que últimamente tienda a su parte alta por el cuantioso número de puntos sumados. Es por ello que Vijay Mallya como dueño y señor de la escudería dijera: “Al margen de lo que pase en Abu Dhabi, esta ha sido nuestra mejor temporada hasta la fecha". Y es que lograr de nuevo, por segundo año consecutivo, el cuarto lugar en el mundial de constructores "no sucede por accidente" en palabras de Mallya, quien aprovechó de paso el momento para rendir homenaje "a todos y cada uno de los 400 miembros del personal que hicieron que todo esto haya sido posible”. Una eficaz gestión de los recursos, unida a una pareja de pilotos con mucho 'nervio competitivo', se ha mostrado decisiva para lograr estar por detrás de los tres 'top team'.  


© Sammas




Ver otros ecos:


“Artículo original en laf1.es”

”Como un juego de naipes”

“Otro punto de vista”

“En busca de la perfección”

“Calidad a tope”

“Algo lamentable en la Fórmula 1”

Información de F1 en: "Callejón de boxes"


sábado, 2 de diciembre de 2017

Gran tipo, mejor piloto




COMO UN JUEGO DE NAIPES

Así se plantea la negociación de su contrato para prorrogar la continuidad en un equipo austriaco, un piloto procedente del continente austral, dado que durante el 2018 seguro será objeto de deseo de algunas escuderías cara a 2019.


Daniel Ricciardo. De: Sutton

Hablamos de Daniel Ricciardo, alguien que por el momento se deja querer a la vista que los primeros espadas de la parrilla, Hamilton, Vettel o Verstappen, ya están atados para fechas en torno a la temporada 2020. Es por ello que el aussie comentó recientemente: "Al terminar mi contrato el año que viene, tengo algunas cartas guardadas. No creo que tenga que meter prisa, pero si Horner y Marko expresan interés en mantenerme, será bueno escucharles”. Como para la temporada 2019, tanto en Ferrari como en Mercedes pudieran existir vacantes, Ricciardo confesaba lo siguiente respecto a su postura: "Quiero hacerlo con respeto. Estaré abierto a discutir con ellos y no tendré secretos. Tengo poder para negociar aspectos financieros, pero lo primero que quiero ver son temas como el rendimiento. Soy lo suficientemente competitivo para buscar el coche más rápido en lugar del dinero". Ahora solo queda saber de que ‘humor’ se pone Helmut ante estas declaraciones.

Mucho se habló a comienzos de 2017, que los cambios en los monoplazas, catalogados meses antes por algunos de casi inconducibles, harían de esta temporada una mucho más igualada entre los equipos, cosa que durante una parte de la misma, solo se pudo ver entre Ferrari y Mercedes. Luego ante los problemas de fiabilidad de los de Maranello en varias citas clave, Lewis Hamilton se proclamó campeón de la F1 por cuarta vez, con dos carreras por disputarse. Pasadas las lógicas celebraciones, el británico dijo: "Creo que la calidad de pelear por el título contra otra escudería es mejor que hacerlo con tu compañero", dado que si hay un solo equipo que impone sus bólidos, la afición tiende a aburrirse. Finalmente Lewis espera en 2018 una pelea aún más amplia donde "Red Bull siga creciendo junto con Ferrari e incluso resurja McLaren". Veremos de producirse, que dice entonces el ‘bueno’ de Lewis.

Luego de unas declaraciones donde Cyril Abiteboul culpaba de los problemas surgidos últimamente con los motores suministrados por Renault al equipo Toro Rosso por no gestionarlos adecuadamente, los de Faenza contraatacaron a los galos señalando una escasez respecto a ciertas piezas de recambio en las citadas unidades de potencia. Tal fue el grado de enconamiento entre ambas partes, que el propio Helmut Marko desde Red Bull, trató de poner calma al declarar: “Durante los últimos 10 años, hemos pasado por muchos acontecimientos con nuestro actual suministrador de motores", añadiendo que al ser el final de otra larga temporada, "las emociones son muy intensas y que nunca se ha cuestionado el trato justo e igualitario del motorista, ya que esto seguía siendo cierto a día de hoy”. Menos mal que una vez concluida la temporada, esto ha pasado a ser otra historia de la F1 reciente y sus PU. 

La incógnita a desvelar para el equipo que patronea Franz Tost, será qué les puede deparar el 2018 al dar entrada a Honda como motorista. Y la verdad es que o cambian mucho las cosas en el fabricante japonés, respecto a la potencia de sus propulsores, o bien la escudería italiana echará mucho de menos a sus actuales socios franceses. Como muestra de lo anterior, las declaraciones de Fernando Alonso tras el GP de Brasil, no dejaban lugar a dudas: "Fue una pena que no pudiéramos adelantar, pero la falta de potencia era alucinante, igual que en México", añadiendo que en las rectas "incluso con el DRS y las baterías”, veía alejarse a los monoplazas que le precedían. Es lógico que a continuación confesase: “Esta falta de potencia resulta bastante preocupante para Toro Rosso el año próximo”. Desde luego la apuesta de los de Faenza por los nipones, puede catalogarse entre heroica o suicida.

Pensando en los motores que impulsarán a los coches a partir del año 2021, y como suele ser habitual en la F1, sol y sombra. Así mientras los del rombo o los de la estrella plateada son críticos ante lo planeado, Red Bull lo ve con buenos ojos junto al equipo Haas. El responsable de estos últimos, Günther Steiner, comentó: “Están intentado lograr mayor igualdad, más ruido y menores costes. Creo que es un buen concepto para empezar", añadiendo que "se necesitan trabajar los detalles para alcanzar los objetivos con los equipos cliente". Steiner es del todo partidario de simplificar las PU mediante la supresión del MGU-H, así como subir el régimen de vueltas, aunque siente que nunca será lo mismo que cuando reinaban los motores de 8, 10 o 12 cilindros al confesar: “No creo que lleguemos al nivel de los V10 o V12 porque ahora tenemos un turbo”. Lástima los cambios llegados a un deporte, que en su día daba espectáculo y emoción a raudales.

Lo de la reducción a solo tres motores por monoplaza para toda la temporada 2018, es otro ejemplo del camino que lleva tiempo recorriendo la Fórmula 1, tendente a imponer sin razón alguna el ‘guardar’ cuando lo lógico en una competición es ir al ataque. Es por ello que Lewis Hamilton tras su imponente remontada en la pasada carrera de Brasil, al pisar a fondo todo el tiempo posible el acelerador de su Mercedes dijera que "es una medida que apesta". Seguidamente expuso como atisba el panorama futuro, desde luego, nada halagüeño: "El año que viene, el coche será como un autobús, tanto por la carga de gasolina, como por tener que conservar aun más la mecánica". Evidentemente, esto no hará en absoluto que las carreras sean más emocionantes para los aficionados, pues solo cuando no hay limitaciones, aparece la incertidumbre respecto al resultado final de las mismas. 



© Sammas




Ver otros ecos:


“Artículo original en laf1.es”

“Otro punto de vista”

 “En busca de la perfección”

“Calidad a tope”

“Algo lamentable en la Fórmula 1”

“Infortunio y suerte”

Información de F1 en: "Callejón de boxes"





domingo, 26 de noviembre de 2017

Unas razones muy evidentes




OTRO PUNTO DE VISTA


Concretamente el de Paddy Lowe, quien opinó respecto a las razones que separan a los distintos equipos de la Fórmula 1 y que según él, no están en la solo en la parte más importante de los mismos desde hace mucho tiempo, a saber, el motor.



Paddy Lowe. De: ESPN



Así que el director técnico de los de Grove expuso lo siguiente respecto a la futura normativa de los mismos a partir del año 2021: "Cuando miras a la F1, hay muchas discusiones sobre que el problema radica en los motores, lo cual no es cierto". Sin embargo para el británico de adopción, el que tres equipos dominen el circo como lo hacen, se encuentra en el rendimiento global de sus monoplazas, algo por otra parte más que lógico. Luego Lowe apuntó a un tema quizás fundamental: "Cada vez que cambias la reglamentación siempre creas una desigualdad ya sea en torno a los motores u otros aspectos". Por tanto la solución para el de Williams sería "una estabilidad en la regulación cuando esta tiende a igualar el conjunto", pues estima que los propulsores cada vez están más próximos respecto a sus prestaciones. Yo sinceramente no lo veo así, cuando a lo anterior le añades los presupuestos disponibles de los tres de arriba, unos que crecen sin cesar a distancia sideral del resto.

Y como los cambios que llegarán previsiblemente a partir del 2021 en el tema motorístico, dicen que simplificando los mismos, pueden afectar a un equipo histórico en la Fórmula 1, en opinión de su presidente Sergio Marchionne, este aprovechó la ocasión para lanzar el siguiente mensaje a modo de andanada naval: “Si no hay independencia para diferenciarse en lo referente a las unidades de potencia, esto no sería admisible para Ferrari”. Así que nuevamente el máximo mandatario, al igual que quienes le precedieron en el cargo de los de Maranello, abrió otra vez la puerta en el sentido de dejar el circo por esta razón, más o menos, la misma de siempre: “Si no es beneficioso para Ferrari, no seguiremos”. Menos mal que el tema económico de cómo se distribuye el dinero en la F1, no se ha tocado al mismo tiempo, porque de ser así, no sé que hubiera anunciado el italiano a continuación.

Sin embargo pocas horas después, Marchionne no quiso dejar pasar la oportunidad de 'analizar' según su punto de vista, las razones por las que Ferrari vió como se esfumaban sus posibilidades, en cuanto a conseguir algún título del mundo en 2017, sobre todo tras visitar tierras asiáticas al comentar: “No creo en la mala suerte, ya que ha sido una combinación, especialmente en el segundo tramo de la temporada, de fallos técnicos y errores de los pilotos", añadiendo que después de los incidentes en esas carreras, todo estaba perdido. Finalmente y mirando hacia el futuro añadía: “Creo que hemos aprendido mucho, aunque haya sido de forma muy dolorosa. Las debilidades estructurales serán rectificadas y espero que 2018 sea una temporada mucho mejor". A mi modo de ver, falta también la asunción de responsabilidades por parte de Sergio, pues para algo es el presidente de Ferrari.

Quizás de manera un tanto prematura y desde luego no contrastada del todo en la pista, Zak Brown siente que su actual McLaren está muy próximo al Red Bull, respecto a nivel del chasis, cuando recientemente dijo: "Los datos de nuestro GPS dicen que estamos muy cerca del RB13, por delante en algunos circuitos y en otros un poco por detrás. Ellos han ganado un par de carreras, así que para 2018 somos optimistas dentro de la cautela". Esto último creo que debería aplicarlo en grado sumo, pues bajo mi punto de vista, aun con la nueva motorización Renault para 2018, las diferencias entre ambos monoplazas seguro que existirán, al menos, durante un considerable periodo de tiempo. De lo confesado por Eric Boullier, respecto a "tener la seguridad al 100% de que McLaren estará en la pelea con Mercedes, Ferrari y Red Bull" el año próximo, me recuerda un poco aquello de vender la piel del oso antes de cazarlo.

Quienes siguen empeñados en no perder ni a las chapas, son los de Brackley pues su jefe de equipo, el austriaco Toto Wolff, no dudó en afirmar lo siguiente: "Puede ser tentador pensar que, con ambos títulos en el bolsillo se baje la presión para las dos últimas citas de 2017, pero eso no podría estar más lejos de la realidad". Así que desde Mercedes ven a estas carreras como el lugar idóneo para empezar ya a pensar en el 2018, dado que en palabras de Toto, "aspiramos a la excelencia en todo lo que hacemos, desde la primera vuelta de los test de invierno en Silverstone, hasta la prueba de post-temporada de Abu Dabi. Y cada vez que competimos, corremos para ganar". Así que dado que ambos pilotos se encuentran muy motivados, con ganas de seguir luchando por nuevas victorias, veremos a las dos flechas plateadas al ataque hasta el último giro del Yas Marina.

Recientemente y tras cumplir tres lustros en la Fórmula 1, Felipe Massa anunciaba que esta será su última temporada, luego de participar en más de 270 Grandes Premios en tres escuderías distintas. Claire Williams, como jefa del equipo que lleva su mismo apellido y fundado por su padre Frank, comentó lo siguiente: "Me gustaría dar las gracias a Felipe por todo lo que hizo para el equipo en los últimos cuatro años. Fue un absoluto placer trabajar con él". Seguidamente destacó lo sucedido con Massa el enero pasado, cuando el brasileño tuvo que cambiar de planes: "Estamos especialmente agradecidos porque estuvo de acuerdo en aplazar su marcha de la F1 por un año, después de que Valtteri Bottas se uniera a Mercedes". Por último solo quedaba confesar lo siguiente: "En nombre de Sir Frank, y de todo el equipo, quiero trasladarle nuestros mejores deseos para el futuro". Lastima cómo Massa perdió en aquel 2008 el Campeonato del Mundo, precisamente, en la carrera de su propio país.



© Sammas




Ver otros ecos:


“Artículo original en laf1.es”

“Sentencia en diferido”

“En busca de la perfección”

“Calidad a tope”

“Algo lamentable en la Fórmula 1”

“Infortunio y suerte”

Información de F1 en: "Callejón de boxes"