sábado, 17 de febrero de 2018

Cifras y solo cifras




IGUALANDO RENDIMIENTO


O eso al menos dice alguien que escribe de un histórico y laureado equipo transalpino respecto a lo obtenido por su nuevo propulsor en cifras de caballaje. Otra cuestión es que estas se den fuera de la pista, en un lugar casi tan aséptico como un laboratorio o un quirófano.


Sebastian Vettel. De: Sutton

Resulta que todo viene de unas revelaciones del periodista Leo Turrini, quien por su cercanía a Ferrari ha comentado recientemente que los datos arrojados por el banco de pruebas de los de Maranello, en lo que se refiere a su nuevo motor, podría haber alcanzado la barrera de los 1.000 CV, cifra teóricamente ya vista en su momento por las instalaciones de Brackley. Según el italiano, todo se basa en que “se ha hecho un gran esfuerzo para poner a dieta a la unidad de potencia", pues precisamente la de Mercedes tuvo un proceso similar tendente a reducir el peso en su conjunto. Seguidamente Turrini añadía que también otro factor clave del monoplaza va por buen camino en las simulaciones: "Por el lado aerodinámico, los datos del túnel muestran un paso muy importante, aunque solo se podrá comprobar en los test de Barcelona”. Por ahora, claro está, solo suposiciones o filtraciones interesadas.

Mientras tanto en McLaren, y sin tener dato alguno sobre lo que rendirá su nueva motorización, Zac Brown confesaba abiertamente que 2018 desde la primera cita del mundial será muy distinto de años anteriores, cosa por otra parte, bastante fácil de producirse. Por ello el presidente de los de Woking declaraba abiertamente: "El año pasado fue el peor en la historia del equipo", añadiendo seguidamente que “los últimos tres años han sido muy dolorosos para nosotros”. Por tanto al contar con la nueva unidad de potencia gala, confía en poder estar a la altura de equipos como el mismísimo Red Bull o los franceses de Renault casi desde Melbourne, algo que parece a todas luces algo excesivamente optimista caso de los de Milton Keynes, aunque luego todo quedó matizado al decir: "Creo que en Australia nos veréis dar un paso al frente”. Esto último más creíble sin lugar a dudas.

El que fuera un brillante campeón del mundo, allá por el lejano año 1992, el británico Nigel Mansell, recientemente puso de manifiesto algo que hasta los mismísimos aficionados, por jóvenes que sean, vienen echando de menos largo tiempo dentro del circo al declarar: "Sin faltar el respeto a la moderna Fórmula 1, la actual competencia existente no está como en los años 80 y 90". A continuación añadía algo muy importante relacionado con la anterior: "Queremos ver 26 coches en la parrilla. Hay muchos pilotos valiosos que están ahí fuera y no tienen dónde ir”. Y es que con solo pensar que desde mediados de la década de los noventa, el número de monoplazas se ha ido reduciendo, salvo en 2010 en el que se vieron 24, todo hace que en palabras de Mansell "muchos jóvenes pilotos nunca tendrán una oportunidad". Dados los actuales costes de este negocio, parece imposible que se cumplan los deseos de Nigel.

Desde luego que a pesar de su juventud, solo 19 años, Lance Stroll nunca tendrá los problemas expuestos en el párrafo anterior, tanto por sus solventes y millonarios apoyos económicos, como también por su evolución como piloto a lo largo de 2017. Recientemente el joven canadiense comentaba el segundo aspecto de la siguiente manera: “Creo que en el transcurso de la temporada he aprendido muchísimo, he ganado mucha experiencia compitiendo al más alto nivel con los mejores del mundo en la F1", destacando las distintas emociones y adversidades experimentadas durante el calendarios de GP´s. Seguidamente y como resumen, confesaba lo mucho que ha tenido que mejorar como piloto, pues “solo cerca de la perfección se puede tener un resultado decente" durante un fin de semana de carreras. Ahora solo queda ver si su compañero de escudería, Sergey Sirotkin, le pone las cosas más complejas que Felipe Massa.

El ruso mientras tanto, tiene muy claro el importante desafio que le supone medirse a Stroll, una vez que este ya tiene la experiencia acumulada de la temporada 2017 a sus espaldas con los de Grove. De ese modo lo primero que pudo comentar Sirotkin sobre su nueva montura, es el aspecto que presenta y los datos arrojados respecto a sus futuribles prestaciones: "Aunque anunciamos nuestra cooperación no hace mucho tiempo, comencé a prepararme en el test de Abu Dhabi. He visto el coche nuevo en el túnel de viento y puedo decir que se ve genial, mucho más agresivo. El simulador confirma que se ha logrado un avance tangible". Finalmente respecto a su compañero de escudería y su entorno confesaba: "Algunas personas hablan de la influencia de su padre en el equipo. Yo solo trataré de hacer mi trabajo lo mejor posible diariamente, así que estoy seguro que esto se verá y apreciará".

Quien está en la cresta de la ola siempre y cuando se lo permite su monoplaza, es Max Verstappen al cumplir su cuarto año dentro del gran circo. Por ello echando la vista atrás, el holandés dijo sobre su gran mentor: “Helmut me puso sobre un Red Bull en Barcelona 2016 a pesar de la división de opiniones. Luego ganamos y eso fue muy bueno". No es raro por tanto que Verstappen confesase que "Marko es como un segundo padre para mí y creo que él lo ve de la misma forma", dado que solo quiere lo mejor para su avance como piloto, llegando incluso a indicarle lo que no estuvo bien. Finalmente respecto a progresar aún más, el compañero de Ricciardo confesaba: “Tienes que creer en ti mismo, pues el objetivo es ser siempre el mejor, así que espero tener la oportunidad de hacerlo más a menudo en el futuro”. Ese desde luego pasará por el bólido que ponga Red Bull en pista esta temporada y las siguientes.



© Sammas




Ver otros ecos:


“Artículo original en laf1.es”

 “Aproximando culturas”

“Sin negar lo evidente”

“Todo más plácido”

“Fiabilidad comparada”

“Si inquietud por el momento”

Información de F1 en: "Callejón de boxes"


domingo, 11 de febrero de 2018

Por caminos paralelos




APROXIMANDO CULTURAS


Aunque estas puedan ser muy distintas en teoría dentro de un amplio abanico de factores, pues una proviene del llamado viejo continente y la otra de un lejano país caracterizado por sus tradiciones ancestrales.


F. Tost. De: f1-fansite

Así que Franz Tost como jefe de la Scuderia Toro Rosso, habló de una serie de iniciativas de gran calado de la siguiente forma: “Para una mejor comprensión de la cultura japonesa, nuestros empleados han aprovechado con gran interés los seminarios y talleres impartidos". El austriaco hacía hincapié en la diferente manera de trabajar de los nipones respecto a los europeos en algunas facetas, añadiendo la emoción que esto le causa al intentarlo sincronizar. Finalmente y como resultado de todo ello en palabras de Tost, "el objetivo realista para nosotros es un lugar en el centro de la parrilla, dado que en general, no espero grandes cambios en 2018", añadiendo que Mercedes seguirá ahí mientras Red Bull y Ferrari lucharán también por el campeonato, inclinando más su balanza hacia Red Bull. Todo de nuevo a expensas del fallo de los germanos y los aciertos del resto, incluida Honda en este segundo aspecto.

Quien también deberá mostrarse acertado desde el principio será Sergey Sirotkin, para despejar las dudas de algunos dentro del paddock, sobre si su fichaje por Williams se debe solo a sus dotes como piloto, o más bien al apoyo económico por parte del banco ruso SMP cifrado en unos 20 millones de dólares. En opinión de Boris Rotenberg, fundador de la citada entidad financiera: “El dinero tiene un papel importante. Sin embargo, Sergey logró el asiento en Williams no por ello, sino por sus cualidades deportivas. Por eso le escogieron. Nosotros también invertimos en tecnologías”. Esto último viene a cuento, porque SMP dispone de una división deportiva donde en palabras de Rotenberg, "su programa de jóvenes pilotos demuestra tener éxito”, más de tener en cuenta este acuerdo con los de Grove. Ahora solo los resultados de Sirotkin, podrán refrendar esta operación.

Para colmo el ruso, tendrá una importante presión extra por parte de Paddy Lowe, quien recientemente afirmó que la pérdida de la cuarta plaza del Mundial de Constructores en 2017, en parte, pudo deberse al siguiente motivo: “Alguno tuvo que ver con el piloto, quien no fue capaz de explotar al máximo el potencial del coche que tenia disponible", centrando este análisis en el caso de Stroll en la primera mitad de la temporada, pues "estaba adaptándose a la Fórmula 1 como debutante". Luego por fortuna todo mejoró, así que el director técnico de los de Grove confía en ese avance de Williams para el presente 2018. El secreto para ello, en palabras de Lowe, podría estar en "ir paso a paso, evolucionar, hacer un mejor monoplaza este año y entonces veremos dónde nos lleva. Ese es el desafío". A esa ecuación deberá unirse como siempre, que el propulsor Mercedes ‘empuje’ de verdad, con potencia.

Mientras tanto desde la marca de la estrella, Toto Wolff comentaba que el excelente ambiente de trabajo, así como la cooperación entre los dos pilotos de la escudería, fue crucial en los resultados cosechados por su monoplaza durante la temporada pasada: "La mentalidad y la relación entre Bottas y Hamilton nos hicieron más fuertes, dieron un ambiente abierto y honesto al conseguir un coche muy rápido, posicionándolo en un buen lugar porque los dos trabajaron especialmente bien juntos”. Seguidamente reiteraba lo anterior puesto que según el austriaco, "la dinámica entre Valtteri y Lewis nos hizo desarrollar el bólido de una manera muy efectiva, lo que trajo consigo el ganar los dos campeonatos, así que ni por un segundo me arrepiento de dónde estamos hoy", posiblemente pensado en la tiranteces surgidas en 2016 entre Rosberg y Hamilton. Veremos si todo sigue igual por los boxes de los de Brackley en 2018.

Como recientemente Günther Steiner comentaba que bajo su punto de vista no veía a ningún piloto autóctono listo para el gran circo, Sebastian Bourdais con muchas temporadas en la IndyCar, comentaba lo siguiente: "La F1 está en una pequeña burbuja, en su propia isla", por lo que entiende que los pilotos estadounidenses "se lo tomen de forma personal ya que eso no es justo". Seguidamente tampoco negaba que esta especialidad del motor sea la cima del automovilismo y por tanto "no se puede culpar a nadie por querer tener una oportunidad y probar”. Finalmente el nacido Le Mans confesaba su experiencia con Toro Rosso de esta manera: “Necesité cuatro campeonatos en EE.UU y ganar la F3000 para finalmente llegar, aunque no ayudé a los estadounidenses ¡porque fallé!”. Desde luego en mi opinión, creo que el acierto o no de Bourdais con los de Faenza, en nada ha podido influir en una mayor presencia de pilotos norteamericanos.

Parece que el cambio de motorista por parte de McLaren, empieza a dar sus frutos. Quizás por ello, una importante emisora de televisión norteamericana, pasará a convertirse en nuevo patrocinador del equipo británico con carácter multianual. Según afirmaba Zak Brown: "CNBC es una marca de clase mundial, líder en la industria audiovisual", añadiendo a continuación que "esta asociación mejorará en gran medida nuestra capacidad de llegar a un público global, al tiempo que permite que ambos destaquen en valores compartidos”. El presidente de los de Woking en suma ve un enorme potencial en esta unión, dado que, "la Fórmula 1 está experimentando un cambio emocionante en múltiples niveles y llevar esa historia a un negocio común ayudará a elevar el perfil no solo de McLaren y de CNBC, sino también del propio deporte”. Por fin nuevos aires en este equipo, en lo referente al campo de los esponsors desde hace mucho tiempo.



© Sammas





Ver otros ecos:


“Artículo original en laf1.es”

“Sin negar lo evidente”

“Todo más plácido”

“Fiabilidad comparada”

“Si inquietud por el momento”

“Casi una rutina”

Información de F1 en: "Callejón de boxes"









sábado, 3 de febrero de 2018

Poderoso caballero es...




SIN NEGAR LO EVIDENTE


Es lo que hizo un joven piloto canadiense al constatar la importancia de algo que mueve el mundo desde épocas muy remotas, más si cabe, cuando hablamos de un deporte elitista en el que muy pocos tienen cabida, dado el reducido número de plazas disponibles.


Stroll. Malasia 2017. De: wiki
 
Por ello Lance Stroll dió fe que el contar con un importante colchón económico le ha favorecido e impulsado dentro de su carrera como piloto al decir: “El dinero me ha abierto las puertas, sin duda, pues hablamos de un deporte extremadamente caro. Hay muchos que no tienen esta oportunidad, pilotos con gran talento pero que se quedan atascados debido a la falta de financiación”. Luego añadía que aún con lo anterior, se necesitan los siguientes ingredientes para triunfar: "Yo trabajé duro para dar el salto a la Fórmula 1 y sin mis victorias y títulos no estaría donde estoy ahora. Si Williams no creyera en mí, no hubiera logrado el asiento". Por último y al hilo de lo anterior pudo añadir: “El dinero no compra las victorias, no importa el apoyo que tengas. Solo depende de ti, el volante y tu pie en el acelerador", aunque seguía reconociendo que el vil metal da oportunidades de contar con un buen asiento desde las categorías inferiores, ya que sin el, poco o nada se puede hacer.

Quizás lo anterior no sería tan necesario, de contar con nutridas escuelas de jóvenes pilotos. Y fue Mark Webber quien hablaba de una muy en concreto, respecto a la situación por la que atraviesa desde hace tiempo, tras la repesca de alguien llamado Brendon Hartley por Toro Rosso: “Creo que en Red Bull se han ablandado un poco, pues de lo contrario esa oportunidad no se hubiera producido". Así el australiano alababa la decisión de Helmut Marko por dar una segunda oportunidad al neozelandés, dado que posiblemente no estuviera preparado cuando era más joven, pero “ahora ha madurado sin duda”. Finalmente Webber entró en el mundo gastronómico al confesar: “La F1 es como un restaurante con estrellas Michelin, donde como chef tienes que ser experto en muchos platos diferentes, mientras en las categorías junior, solo en uno o dos". Mark desde luego, no perderá nunca su especial toque de humor.

Mientras tanto desde Red Bull seguirán con mucha atención las prestaciones que obtengan los pilotos de Faenza en 2018, pues el equipo austriaco deberá decidir durante el año en curso que marca les motorizará la siguiente temporada 2019, como vino a reconocer Christian Horner. El británico dijo públicamente lo siguiente: "Lo mejor para nosotros es que tenemos opciones, una situación en la que no hemos estado anteriormente". Por ello se tomarán el tiempo necesario para sopesar las mismas, para luego decidirse por la más ventajosa. Así que de no recaer en Renault, la opción nipona podría contar con muchos ases a su favor como bien reconocía Horner al confesar: "Honda cuenta con un gran legado en la Fórmula 1. Tienen deseo y ambición. Como equipo hermano de Toro Rosso nos mantendremos muy interesados en su progreso durante la primera mitad del año". Desde luego los japoneses, tienen un enorme doble reto por delante.

La decisión del equipo Williams para designar a su segundo piloto se mantuvo pendiente largo tiempo, tras las pruebas hechas en Abu Dhabi a Paul di Resta, Robert Kubica y a Sergey Sirotkin. Así que por boca del británico recientemente hemos pudimos saber lo siguiente: “Estuve muy cerca de conseguir un asiento en Williams, pero desafortunadamente no ha ocurrido", añadiendo que desconocía si su edad pudiera haberse vuelto en su contra. Seguidamente comentaba lo que experimentó en esos test: "Disfruté pilotando, e intenté hacerlo lo mejor que pude con el poco tiempo del que dispuse. Eso te pone dentro de las quinielas de alguna forma”. Como Di Resta no continuará tampoco como piloto reserva de Williams en 2018 con la llegada de Kubica, no tuvo más remedio que confesar: "La Fórmula E es un lugar donde creo que disfrutaría pilotando también”. Seguro que allí, de fraguar su llegada, pudiera realizar grandes cosas.

La solución final respecto a quien acompañará a Lance Stroll en la escudería, llegó pocas horas después de las declaraciones de Di Resta, ya que Williams hizo oficial la contratación de Sergey Sirotkin. La directora del equipo e hija del fundador del mismo, dijo en tono solemne: “Después de un extenso proceso de evaluación, estoy encantada de anunciar nuestra alineación, emocionada de ver lo que nos traerá la próxima temporada". Seguidamente añadía respecto a lo dilatado del proceso: "Nos tomamos nuestro tiempo para evaluar todas las opciones, así que estoy segura que Lance y Sergey pueden ofrecer los mejores resultados al equipo”. Finalmente el ruso confesaba: “Estoy feliz y orgulloso de unirme a un equipo tan famoso. Nuestros esfuerzos combinados me ayudaron a alcanzar mi sueño y estoy seguro de que pueden confiar en mí para dar lo mejor”. Ahora solo nos queda saber el montante económico que aporta Sirotkin al equipo.

No hay inicio de año desde que llegó a la presidencia de Ferrari, en la que Marchionne no sorprenda por sus declaraciones, normalmente tendentes a un exceso de optimismo. Pero este 2018 ha dado un especial ‘toque’ a las mismas después de visitar las instalaciones donde se fabrican los monoplazas de la Scuderia al confesar: "Estuve en Maranello y los muchachos estaban ocupados, aunque me parecieron demasiado relajados. ¡Solo puedo concluir que o hemos hecho un verdadero monstruo o una basura!”. Seguidamente y en un tono algo más atemperado pudo añadir: "El objetivo es hacer todo lo posible para tener un coche súper competitivo, así que tendremos que esperar hasta el 22 de febrero cuando lo presentemos". Finalmente respecto a lo firmado entre Sauber y Alfa Romeo sobre la asociación entre ambos dijo: “Somos patrocinadores, pero es un trabajo de progreso con Sauber y llevará su tiempo”. Creo que Sergio, tropieza una y otra vez con la misma piedra.



© Sammas




Ver otros ecos:


“Artículo original en laf1.es”

“Todo más plácido”

“Fiabilidad comparada”

“Si inquietud por el momento”

“Casi una rutina”

“Apostando sobre seguro”

Información de F1 en: "Callejón de boxes"