sábado, 16 de junio de 2018

Un reguero de millones








CUANTIOSA INVERSIÓN


Pues los 230 millones de euros puestos sobre la mesa del grupo McLaren por el fondo Nidala (BVI) Limited cuyo propietario es Michael Latifi, hace que este tome posesión del 10% de la empresa británica. Curioso o no, este multimillonario es el padre de Nicholas Latifi de 22 años, quien actualmente milita en la Fórmula 2, además de ocupar plaza como piloto reserva y de pruebas en el equipo Force India. Es fácil por tanto imaginar cual puede ser el próximo destino del joven canadiense, quizás en dirección al equipo de Woking cara al 2019, aunque desde el mismo se dijo de manera contundente por boca de un portavoz acreditado lo siguiente: “Esta operación no tiene que ver con una conexión entre la inversión de Michael Latifi en McLaren y la futura trayectoria como piloto de su hijo Nicholas”. Solo queda esperar no demasiado tiempo para ver si esta afirmación se cumple o no.


Nicholas Latifi. De: motorsport

Mientras tanto alrededor de Romain Grosjean comienzan a surgir rumores sobre su posible no continuidad en Haas F1 tras su racha negativa de resultados por los constantes errores cometidos por el galo. Así que fue Günther Steiner quien declaró para acallar las habladurías: “No sé de dónde ha salido todo esto, pues ni siquiera hemos hablado del tema. Que haya tenido un par de malas carreras, no es razón para decir o hacer ciertas cosas". Seguidamente el responsable del equipo añadía: "Romain es un piloto capaz de hacer buenas cosas y sabe perfectamente que no tiene que repetir lo de Bakú o Barcelona". Por tanto y como conclusión Steiner afirmaba: “Lo único que puede hacer es superarlo y centrarse en las próximas carreras siendo positivo. De no hacerlo pasan cosas negativas, así que sabemos lo que es capaz de hacer".

Continúa la tranquilidad entre algunos pilotos del top ten para su renovación cara al 2019 y sucesivos. Por ejemplo Lewis Hamilton declaró recientemente: "No hay complicación alguna, sencillamente no hay prisa. Dije que no es apremiante hacerlo y que lo haré en el momento adecuado". Luego y para acallar cualquier duda respecto a su permanencia en el equipo Mercedes añadió: "No considero ninguna otra opción, no estoy negociando ni conversando con nadie más, solo me estoy tomando mi tiempo. Simplemente no veo ninguna necesidad de apresurarme". El británico también destacó que está disfrutando de las carreras disputadas hasta ahora y para finalizar concluyó: "Todo requiere de su tiempo y lo del contrato es un gran proceso, así que si no llega esta semana ni la siguiente, no pasa nada, pues no tengo estrés alguno".

Quien parece no encontrar el sosiego necesario para evitar incidentes casi desde el comienzo de esta temporada, es Max Verstappen tras su ‘contratiempo’ en los Libres 3 de Mónaco. Como es lógico Christian Horner fruncía el ceño y comentaba: “Este circuito muerde y a él le mordieron muy fuerte en una sesión que no vale para nada más que para configurar el monoplaza”. A continuación el jefe del equipo Red Bull incidía en el suceso de la siguiente manera: “Está sobre un coche que puede ganar carreras y eso le dolerá todavía más porque no hay muchas oportunidades para vencer de esta forma". Evidentemente la conclusión a todo esto, caía por su propio peso en palabras del británico: "Necesita aprender de ello y tiene que dejar de cometer este tipo de errores". Esperemos que el joven holandés tome buena nota, pues esto parece comenzar a repetirse de manera demasiado habitual.

Luego ya en la carrera del domingo, Verstappen tuvo una destacada actuación al lograr ascender hasta la novena plaza final, aunque mucho mejor le fue a su compañero de equipo Daniel Ricciardo al lograr la victoria en la misma. Posteriormente a la conclusión del Gran Premio, Nico Rosberg expresaba su opinión del lugar donde algunos integrantes de la parrilla pendientes de renovar sus contratos podrían recalar el próximo año: "Si me preguntas sobre dónde deberían ir determinados pilotos, diría que Ricciardo a Ferrari", comentaba el teutón sin dudarlo. A reglón seguido reiteraba su opinión anterior con este argumento: "Daniel y Sebastian ya trabajaron juntos en Red Bull durante un año", aunque para concluir Rosberg añadía que no estaba muy seguro que "eso a Vettel le hiciera estar muy contento con la incorporación, porque Ricciardo fue más rápido que él entonces".

Luego el candidato de Nico tras su segundo primer escalón en el podio este año, reflexionaba a requerimiento de algunos sobre las posibilidades reales para poder desplegar una verdadera batalla por el título mundial de la siguiente forma: “Creo que es una pregunta normal después de una victoria. Lo hicieron después de China, pero creo que Hamilton tiene una importante distancia sobre mí”, comentando seguidamente que en su opinión "todavía estamos lejos de eso, no es imposible, pero lo veo complejo". Otra cuestión será ver como marcha todo en el siguiente Gran Premio a lo que Ricciardo comentó: "En Montreal intentaremos conseguir algún podio más, pues es un circuito de potencia y si nuestro chasis sigue funcionando bien podremos volver a estar en la lucha nuevamente”. Allí posiblemente el panorama puede ser algo distinto para los Red Bull, como así fue.


© Sammas



Ver otros ecos:


“Artículo original en laf1.es”

“Complejo dilema”

“Ahora hasta final de mes”

“Ampliando el modelo”

 “Deseo de permanencia”

Información de F1 en: "Callejón de boxes"
https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=420612814740692&id=234995019984190&notif_t=like



domingo, 10 de junio de 2018

Nada sencillo de valorar




COMPLEJO DILEMA


Es el que se le plantea a Honda caso de que Red Bull decidiera decantarse por elegirles como su motorista, pues ahora mismo con Toro Rosso la situación es relativamente plácida, dadas las aspiraciones del equipo de Faenza frente al patroneado por Christian Horner. Es por ello que el jefe de los nipones en la Fórmula 1, Masashi Yamamoto, dijera recientemente: "Tratar con Red Bull es algo muy importante para Honda porque es un equipo superior. Esto nos da un extra de presión como fabricante de motores. Tenemos que considerar muchos aspectos. ¿Podríamos lidiar con el tamaño de Red Bull?”. El nipón seguidamente trataba de responderse aduciendo lo difícil que resultó la época con McLaren aunque aseguraba que "fue una buena experiencia", concluyendo que ahora no están en la misma situación. Creo que efectivamente no es así, pero de tener a Red Bull como cliente, la cosa se les complicaría en grado extremo de nuevo.


Masashi Yamamoto. De: honda

Mientras en el equipo patrocinado por la famosa bebida energética, Horner se mostraba satisfecho del comportamiento de su monoplaza en el último Gran Premio disputado: “Fue una buena carrera para nosotros, pues contamos con un coche muy rápido otra vez, ya que el circuito es como Melbourne, donde es muy complicado adelantar". Luego añadía que tras el abandono de Raikkonen el ritmo fue muy bueno al "poder alargar la vida del neumático blando más que ninguno de nuestros rivales", además de contar con una alta concentración en su dupla de pilotos. Por tanto y a la vista de lo acontecido "el coche, parecía estar a la par con el de Hamilton, sobre todo en la segunda mitad de la carrera. El problema es cuando te encuentras con tráfico, sin aire limpio, el bólido es más complejo de gestionar”, finalizaba comentando Christian.

Quienes comienzan a demostrar su potencial como en anteriores temporadas de manera sólida y constante son los integrantes del equipo radicado en Brackley. Así lo ha dejado notar Lewis Hamilton recientemente al declarar que el secreto está en primar la fiabilidad frente al rendimiento: “Por lo que me han contado, se ha ido un poco en esa dirección. Por eso Ferrari está en clasificación ligeramente por delante de nosotros y luego en carrera, todo prácticamente se iguala. El tiempo dirá si este es el camino correcto”, pues el piloto de Mercedes constata cómo algunas escuderías están arriesgando, quizás en exceso, para ganar en prestaciones. Por tanto y como conclusión el británico confesaba: “Hemos trabajando mucho para asegurarnos que nuestra fiabilidad sea excelente, aunque hayamos perdido un poco respecto al rendimiento". Teniendo en cuenta la normativa de los tres motores, parece desde luego la táctica más sensata.

En el lado opuesto tendríamos al equipo Williams, puesto que hasta el mismísimo Paddy Lowe tuvo que admitir recientemente que “el coche no es lo suficientemente bueno, no es lo que pensamos que debería ser”, aunque seguidamente confirmaba que muchos de los problemas encontrados están tratándolos de solucionar en el horizonte de unas pocas semanas. La cuestión es que por el momento ninguna medida ha llegado al monoplaza implementándose sobre el mismo. Y respecto a lo que puede deparar las próximas citas del mundial, el director técnico de los de Grove confesaba: “No es que estemos dando por perdida esta temporada, pues nuestro programa de recuperación puede devolver al coche al nivel al que debe operar en el menor tiempo posible". Ahora solo queda por ver si tienen capacidad técnica para revertir esta complicada situación.

Evidentemente los mayores afectados por lo anterior cara a la afición son sin duda los pilotos del equipo, y muy especialmente, Sergey Sirotkin, dado que en su estreno en la categoría reina del automovilismo por el momento, ve como su casillero del mundial se encuentra a cero, solo acompañado por el ‘multiaccidentado’ Romain Grosjean. Es por ello que el ruso no tuvo más remedio que confesar: “Me estoy complicando la vida, pero no diría que la estoy empeorando, aunque a veces es muy difícil”, añadiendo que su deseo es que todo esto se solucione cuanto antes. Así que para ello, pasa el mayor tiempo posible en Grove en contacto con los trabajadores y técnicos pues “no se trata solo de subirse al simulador, sino también de ir a la fábrica y relacionarse con la gente”. Sirotkin finalmente concluía con lo siguiente: “Ante este gran desafío, de lograr hacerle frente, estaré muy orgulloso de todos nosotros”.

Mucho se ha hablado y hablará del sistema DRS en los últimos tiempos, incluso el mantenerlo tal y como está o llegar a la adopción del método norteamericano del ‘push to pass’, que sencillamente limita en número la activación del citado elemento. Así que el director de carreras de la F1, Charlie Whiting salió al paso de los rumores para declarar: “Esa no es la forma en la que queremos que funcione, aún con la división de opiniones que suscita pues creo que ha funcionado bien. No entiendo por qué deberíamos incluir la opción defensiva". Al hilo de esto último, Whiting argumentaba: “No es fácil llegar a la distancia requerida para adelantar, pues esto ocurre cuando hay una gran diferencia de rendimiento entre los coches. Todo cambia de tener monoplazas de rendimiento similar. Para mí, debería continuar como está”. Yo me quedo con lo de tener desde ya bólidos de prestaciones muy parejas.



© Sammas




Ver otros ecos:


 “Artículo original en laf1.es”

“Ahora hasta final de mes”

“Ampliando el modelo”

 “Deseo de permanencia”

“Nada de médicos”

Información de F1 en: "Callejón de boxes"
https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=420612814740692&id=234995019984190&notif_t=like


sábado, 2 de junio de 2018

De nuevo aplazado




AHORA HASTA FINAL DE MES...


Decían que hasta el último dia de mayo era el tiempo que había concedido Renault a Red Bull para que tomase una decisión respecto a su motorista cara al 2019, ampliando así en dos semanas la fecha que en su día se puso como tope por los galos. El director de Renault, Cyril Abiteboul era claro al respecto al comentar esta circunstancia de la siguiente manera: “Después del 31 de mayo, no podremos garantizar la entrega de los motores Renault a Red Bull en la temporada 2019. Le estamos dando por tanto quince días adicionales”. La cuestión está en que los de Milton Keynes siguen de cerca cómo evoluciona el motor Honda en Toro Rosso, sobre todo a nivel de prestaciones. Finalmente desde la marca del rombo se dejaba de nuevo claro su estado de ánimo: “Después de 12 años de una cooperación exitosa, estamos listos para seguir trabajando con Red Bull. El principal problema es el tiempo”. Veremos quién tiene la última palabra pues esto de nuevo se ha pospuesto. 


Christian Horner. De: Sutton

Si lo anterior es cuestión de pronunciarse entre un sí o un no, la nueva reglamentación para 2019, respecto al tema aerodinámico, no tiene vuelta atrás. Por ello de nuevo Cyril Abiteboul fue claro al respecto al decir: "La FIA no tiene ni idea de lo que supone gestionar un equipo y eso es un problema porque toman decisiones sin pensarlo demasiado bien", ya que en opinión del francés habrá otras reglas en 2021 con lo que los costes de los equipos, sobre todo los más modestos, se verán afectados al alza. Seguidamente admitía que quizás aumente el número de adelantamientos pero que con una "normativa estable, hay carreras más igualadas y menos gastos", argumento que desde luego a la vista de temporadas anteriores no cuadra del todo con el aplastante dominio de Mercedes desde 2014, cuando parece que ahora de lo que se trata es de simplificar en vez de complicar. 

En este último camino parece también que quiere discurrir Charlie Whiting, respecto al intento de suprimir las sanciones o castigos dentro de la parrilla de salida por cambiar las piezas que sufren averías en los monoplazas o en su defecto, simplificarlo o minimizarlo lo máximo posible. “Nos gustaría eliminar todas las penalizaciones en parilla si fuese posible. Es algo en lo que estamos trabajando", aseguraba el director de carrera de la Fórmula 1, cuando ha sido la mismísima FIA quien ha llevado este tema hasta lo grotesco desde hace tiempo. Luego seguidamente respecto a una pieza en concreto de los bólidos confesaba: “Quizás podíamos cambiar el número de cajas de cambios a algo similar a los motores y que las puedan distribuir como quieran". Creo mejor el poder sustituir todo lo que sea necesario en los coches y asunto resuelto.

Como lo del accidente entre Daniel Ricciardo y Max Verstappen por tierras de Azerbaiyán continua en el candelero, mientras sus protagonistas no han polemizado respecto a cargar el uno contra el otro, Helmut Marko se encargó como de costumbre de dar su opinión al respecto: “Ricciardo frenó demasiado tarde, pero Verstappen podía haber evitado el accidente de Bakú", añadiendo seguidamente el asesor de Red Bull que quizás Max "estaba demasiado ansioso en este momento al tener encima mucha presión". Por tanto para Marko el joven holandés debe aprender a ceder a veces, "especialmente ahora por la frecuencia de sus accidentes”. Y a modo de resumen de lo que puede suceder en adelante, Helmut apostillaba: “Los dos han hablado y no hay malos rollos. Yo también conversé con ellos y se ha cerrado este capítulo. Les dejaremos seguir peleando, pero tendremos que intervenir en el futuro si vemos que la situación se nos va de las manos”. Al tiempo.

Suma y sigue los nulos resultados de los coches del equipo Williams, quizás en el peor arranque de temporada desde hace lustros, pues no solo es evidente el pobre rendimiento de sus monoplazas, sino también la escasa capacidad de encontrar una solución al mismo. Por ello Alex Wurz dijo recientemente: “Hay una evidente pérdida en la carga aerodinámica en el difusor y el suelo del coche", indicando que esto ya lo sufrieron la temporada pasada, pero que en la actual "se pierde tanto agarre que el piloto no tiene confianza en el coche”. Sin embargo para el asesor del equipo y ex piloto del mismo no todo es negativo dado que “esta crisis es una oportunidad para que podamos llegar a una solución y así podamos avanzar sobre una base sólida". Esta según Wurz, podría llegar antes del parón veraniego cuando rectifiquen cuestiones de software y de simulación.

Precisamente respecto a cuestiones de ‘programación’ habló Sebastian Vettel cuando expuso su opinión sobre el software del Virtual Safety Car, algo que según el alemán le pudo costar la tercera plaza en la carrera de Barcelona: “La FIA nos hace seguir un tiempo delta, así que todo el mundo tiene que reducir la velocidad en un 40%", aunque para el piloto de Ferrari "algunos saben que pueden ir más rápido recortando distancia”. Por ello Sebastian aboga porque la F1 "debería tener un sistema que no tenga lagunas que nos obliguen a seguir trazadas ridículas a lo largo del circuito". Finalmente Charlie Whiting negó rotundamente que ese software sea manipulable: “No he visto ningún problema. No sé de qué está hablando, pues el VSC tiene un mapa en la ECU que es 30% más lento que una vuelta rápida y los pilotos tienen que seguirla", aunque confesaba que "de existir pruebas, obviamente le echaríamos un vistazo”.



© Sammas




Ver otros ecos:


“Artículo original en laf1.es”

“Ampliando el modelo”

 “Deseo de permanencia”

“Nada de médicos”

“Al fin muy competitivo”

Información de F1 en: "Callejón de boxes"
https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=420612814740692&id=234995019984190&notif_t=like